Herramienta- El código 10 para la toma de decisiones

Códigos 10,  son palabras codificadas destinadas a representar nombres, lugares, situaciones y frases comunes de manera rápida y estandarizada en las comunicaciones vocales; fueron muy utilizados en los cuerpos policiales y para las transmisiones de radiofrecuencia,   ante un llamado de código 10 se debía tomar una decisión de acción de forma rápida y oportuna.  Estos códigos han desaparecido,  debido a la incursión de nuevas tecnologías de comunicación.

En la numerología el 10-10-10 representa el comienzo en un nivel espiritual. Al igual que la exaltación antes del nacimiento, representa la transformación espiritual que viene de antes del cambio físico. La falta de preparación para el cambio, especialmente cuando no estamos seguros de lo que está llegando, desemboca en inquietud, falta de seguridad, e incluso miedo.

Vivimos abocados a una constante rutina, lo cual no está ni bien ni mal,  es solo  rutina; cada quien debe evaluar si ésta le  ayuda a alcanzar su felicidad o al contrario lo está convirtiendo en  esclavo. Si eres infeliz en tu trabajo,  con tu estado físico o con tus relaciones,  si   sientes que  estás enfermando,  que aquello que haces  no te ayuda a crecer y a desarrollarte plenamente,  pregúntate ¿Por qué sigo haciendo algo que no me ayuda a crecer como persona, no me produce bienestar  y  no me permite ser feliz?  La esclavitud se acabó hace muchos años, podemos ser libres y felices.

El individuo que hace las mismas cosas siempre, tendrá el mismo resultado siempre. Por lo tanto si el resultado que estás obteniendo no te llena de satisfacción y logro,  algo debe cambiar.

Como bien nos lo enseñó Albert Einstein, para obtener resultados diferentes debemos hacer cosas diferentes y aún más importante debemos ser diferentes. Cada que aprendemos algo nuevo, cuando nos abrimos a nuevas oportunidades,  en el momento que  entendemos la existencia de otras formas de solución y aceptamos  que no somos los únicos con la verdad absoluta,  nos convertimos un individuo con mayores posibilidades de obtener nuevos y mejores resultados.

 

Al declararnos como un “aprendiz permanente”,  nos damos permiso de ver diferentes maneras de hacer las cosas, de   entender que no tenemos la vedad absoluta  y nos damos la oportunidad obtener  cada día nuevos y mejores resultados.

Susy Welch, en su libro 10-10-10,  nos invita evaluar las decisiones que tomamos utilizando las siguientes preguntas: ¿Cuáles son las consecuencias de mi decisión en 10 minutos?,  ¿Qué impacto tendrá en   10 meses?, ¿Qué pasará en  10 años?

El código 10,   te invita a mirar los cambios como una oportunidad de aprendizaje permanente,   un llamado a dejar la esclavitud y tomar el control de tu propia vida.

 

El Constante Cambio y la Constante del cambio

El cambio es un tema del cual se habla con frecuencia en el ambiente Empresarial, a los empleados nos piden ser flexibles al “cambio” y en algunos casos nos tildan de resistentes al “cambio”.  Las organizaciones son entes de transformación y  las llamadas a propiciar la prosperidad social y económica,   por lo tanto  las personas que allí trabajamos estamos avocadas a vivir constantemente estos procesos; los expertos nos muestran el constante Cambio, como una oportunidad de aprendizaje y se ocupan de crear  estrategias  y   estructurar las famosas agendas de cambio que van acompañadas de programas en formación y entrenamiento para que  podamos transitar por estos periodos  de forma fluida y tranquila,   sin embargo, los empleados somos seres humanos,  y como tal tenemos nuestras propias agendas de cambio y somos vulnerables a lo desconocido, pasamos  por periodos de incertidumbre y temor.

“Lo Único Constante es el Cambio”

“En los mismos ríos entramos y no entramos, [pues] somos y no somos [los mismos].” (Heráclito)

Desde la época de Heráclito (535 a.C), se empieza a disertar sobre el tema, el filósofo hace alusión al constante cambio que  enfrentan los seres humanos ante la transformación del mundo.  Aprender a fluir con las situaciones, es la mejor forma de adaptación; Heráclito nos dice que “no podemos bañarnos dos veces en el mismo rio” haciendo alusión al cambiante entorno, entonces podríamos decir que una de las claves es  aprender a fluir con las situaciones; así como el rio sigue su cauce y se adapta a las dificultades del lecho,  también  en algunos momentos cambia cauce y lo adapta a su caudal.

Los estudiosos de estos temas, nos lo  muestran como un  proceso constante en el tiempo, acompañado de unos estados o emocionalidad,  que varían en cada persona dependiendo del momento de su vida,  de las herramientas de afrontamiento que ha desarrollado y de la actitud que muestre frente a las situaciones que se le presentan.

 

NEGACIÓN Existe  una fuerza interna que nos llama a quedarnos  en lo conocido y a lo que estamos acostumbrados, es un mecanismo de defensa que nos invita a estar en lo seguro y nos protege de las que creemos amenazas que se presentarán en lo desconocido.

En esta etapa se pueden observar diferentes actitudes o emocionalidad,   desde la indiferencia hasta la rabia pasando por el miedo y el dolor de lo que pensamos vamos a perder con la propuesta que tenemos frente;  es una etapa de rechazo y cuestionamientos;  generalmente la rabia es con otros,  con los que consideramos culpables del cambio,  con los que no  han evaluado bien las cosas y omitieron algo para prevenir que estos cambios llegaran  a nuestro entorno.   Se nos pasan muchas cosas por la cabeza y en algunos casos no aceptamos la realidad. Algunas reacciones son las siguientes:

  • Esto no me puede estar pasando a mí.
  • Eso no va a cambiar, nunca pasa nada.
  • Seguramente luego se dan cuenta y cambian la decisión.

TIP para salir de esta etapa rápidamente.   Toma una actitud inteligente,  no te enganches en saber qué paso,  no siempre podemos saber todo lo que ocurre,  ni cuales fueron las razones por las que se toman las decisiones; piensa en lo que a ti te está pasando y haz uso de tus recursos internos, valora tus fortalezas y   revisa tus competencias y mira las oportunidades personales que este cambio puede implicar para tu vida.

  • Esto no me puede estar pasando a mí.   (Sí, a todos los seres humanos nos pasan cosas y en este momento te está pasando a ti).

  • Eso no va a cambiar, nunca pasa nada.  (Esto si cambia, todo el tiempo cambia el entorno. ).

  • Seguramente luego se dan cuenta y cambian la decisión.  (La decisión está tomada en el momento y  tú estás implicado en ella).

RESISTENCIA La resistencia se presenta cuando nos damos cuenta que el cambio es real y que ella nos afectará en algún modo.

  • ¿Por qué hicieron esto conmigo?
  • ¿Por qué no vieron otra opción?
  • ¿Por qué no me dijeron antes?

TIP para salir de esta etapa rápidamente.   Sigue con tu actitud inteligente, evalúa la situación y revisa las opciones que tienes.

  • ¿Por qué hicieron esto conmigo? Tú eres el responsable y tienes el control de tu vida, te están dando una opción, puedes tomarla o buscar nuevas opciones.

  • ¿Por qué no vieron otra opción? Seguramente si evaluaron muchas opciones, pero esta era la que más favorecía los intereses generales o la estrategia. Entiende bien lo que te ofrecen y busca las alternativas que a ti mejor te van.

  • ¿Por qué no me dijeron antes? Las cosas llegan en el momento justo, ni antes ni después, el momento es ahora, así que toma lo que te dan y mira adelante,  si no te gusta lo que te dan toma las riendas de tu vida y busca otro rumbo,  privilegia tu felicidad.

EXPLORACIÓN Se presenta en el momento que aceptamos el cambio y empezamos a buscar alternativas, estamos eufóricos,  con energía y  ganas de hacer las nuevas cosas que nos piden o los retos que nos ofrecen.  Se crea un nuevo ciclo de  confianza y se da inicio al compromiso hacia el nuevo reto.

COMPROMISO Se acepta totalmente el cambio y se asimila dentro de las dinámicas organizacionales.

Y como todo cambia en la vida, “Cuando aprendí el juego,  me cambiaron las reglas”  y vuelvo a empezar.

Herramienta – Administrando el tiempo

Empezar el día con la actividad de mayor valor,   tiene un impacto positivo en la planeación y en la obtención de resultados sobresalientes.   La regla del 80/20 aplicada a la administración del tiempo, nos enseña que el 80% del tiempo que utilizamos en tareas secundarias nos sirven para producir el 20% de nuestros resultados, mientras que el 20% que utilizamos en tareas de mayor valor nos ayudan a producir el 80% de nuestros resultados superiores.

El primer y más importante paso para realizar una buena priorización es definir el propósito de nuestra labor, solo así podremos identificar cuáles son las tareas que vale la pena realizar a fin de cumplir con nuestro objetivo final. Una vez identificado el propósito, identificaremos con mayor claridad, cuáles son nuestras tareas de mayor importancia.

Ejercicio para priorizar:

  1. Realiza la lista de las tareas para el día.
  2. Identifica en cada una de ellas, cual es el objetivo o meta al que apuntan y agrúpalas por objetivos si es necesario.
  3. Realiza una calificación de urgencia e importancia en cada una de las tareas. (Importante es la tarea que apunta directamente al objetivo, urgente es la tarea que tiene un plazo o requiere atención pero no necesariamente es la que te lleva al éxito)
  4. Lleva la lista de actividades a la siguiente herramienta y procede a priorizar tu día.

Evalúa tu gráfica y toma acciones en cada cuadrante:

  • Las tareas que queden en el cuadrante A, las debes realizar lo más pronto posible.
  • Las tareas que quedan en el cuadrante B, son importantes pero no urgentes, así que puedes realizar un plan de trabajo para concluirlas.
  • Las tareas del cuadrante C, de mucha urgencia pero poca importancia debes delegarlas a otra persona, puesto que estas son las que no dejan tiempo para concentrarte en lo realmente importante.
  • Las tareas que quedan en el cuadrante D, ni importantes ni urgentes, deben ser desechadas.