¿ES EL MOMENTO DE DECIR ADIÓS?

Empezó un nuevo año y sientes que ya estás cansado

El trabajo no te brinda satisfacción personal ni sentido de propósito

 

 

 

 

 

 

 

 

Puedes estar padeciendo el denominado Síndrome Burnout (quemado, fundido) este hace referencia al estrés laboral que se caracteriza por un decaimiento paulatino en el que los empleados van perdiendo el interés por las tareas que deben realizar y puede llegar a terminar en profundas depresiones lo que ocasiona un alto riesgo psicosocial.

Algunas de las manifestaciones de este síndrome son:

  • Alta dependencia del trabajo a tal punto que no logra un equilibrio razonable entre su vida laboral y su vida personal. (Algunos lo llama Workaholic o adicto al trabajo)
  • Se carga con más tareas de las que puede asumir.
  • Siente que no tiene control sobre su trabajo.
  • Tiene un trabajo monótono y no le encuentra sentido.
  • Siente que no es valorado en el trabajo.

 

Los seres humanos tenemos derecho a un trabajo que nos enriquezca y nos genere sentido de propósito y grandeza en lugar de uno que le rebaje. Los empresarios en algunos sectores han considerado que el solo hecho de ofrecer un salario y otros beneficios económicos que se encuentran suscritos en los contratos ya es suficiente para que los trabajadores logren su desempeño a esto hacía referencia uno de mis jefes cuando me decía, “cada quincena Usted y yo quedamos a mano, Usted trabaja duro y yo le pago”; esta es una visión pobre de lo que significa la generación de empleo y mucho más ahora que la nueva generación no solo quiere dinero a cambio de su trabajo sino también ambientes donde se favorezca la felicidad y el desarrollo profesional.

El empleo debe ser algo que contribuya a engrandecer al ser humano, por lo tanto, los ambientes en los que no se favorece el desarrollo profesional y personal se tornan nocivos para el bienestar y el equilibrio emocional de los trabajadores.

Si tu trabajo no te está brindando la oportunidad de ser tu mejor versión, llegó el momento de empezar a planear tu próximo paso de carrera.

También puede ser de tu interés.

 

SALUD MENTAL Y RIESGO PSICOSOCIAL

DEJA DE PENSAR EN HACERLO Y HAZLO

 

ERES EL ÚNICO QUE PUEDE ESCRIBIR TU PROPIA HISTORIA

Uno de los refranes populares de mi tierra dice “No hay funeral con trasteo”. Esto haciendo referencia a que gastamos la vida esforzándonos para tener y a la hora de morir solo nos vamos a llevar nuestro cuerpo. En nuestra cultura es común valorar el éxito de una persona por las pertenencias que acumula, a sabiendas de que “no nos llevamos nada cuando morimos” juzgamos y nos comportamos como si la riqueza fuera lo único relevante. El dinero es sumamente importante y necesario para satisfacer las necesidades de las personas, pero lo realmente fascinante es alcanzar la libertad financiera, aquella que se siente cuando hacemos lo que nos apasiona y obtenemos tanto el reconocimiento económico como la satisfacción personal.  La falta de dinero puede ser un obstáculo para vivir nuestros sueños y hacer lo que nos hace vibrar, pero también el exceso de trabajo, la dedicación a cosas que no nos satisfacen y la falta de decisión a la hora de emprender un sueño.

Es común escuchar en las sesiones de coaching a personas que manifiestan lo infelices que son con sus empleos, se sienten anclados en una relación laboral tóxica, sin embargo, no encuentran posibilidades para salir de esta situación y permanecen en un empleo frustrante por el factor económico así no logren su propio bienestar personal.

Si has identificado que tu empleo no está alineado con tus sueños y proyecto de vida, es el momento de empezar a diseñar tu próximo paso de carrera:

  • Identifica claramente lo que quieres hacer a futuro.
  • Empieza a activar la red de contactos que te pueda acercar al sueño que tienes.
  • Establece metas pequeñas, algo que puedas ir realizando antes de dar el paso definitivo.
  • Invierte en tu desarrollo personal y profesional.

 

CONVIERTE TUS SUEÑOS EN REALIDAD, TOMA LAS RIENDAS DE TU PROPIA VIDA Y HAZLO AHORA.

 

Otras entradas que pueden ser interés

TRABAJO Y FAMILIA ¿CÓMO CONCILIAR ESTA RELACIÓN?

VIVIR PARA TRABAJAR O TRABAJAR PARA VIVIR

DE LAS PIRÁMIDES A LA COLABORACIÓN

Las estructuras piramidales son comunes en las empresas que operan con una dirección radial donde priman las jerarquías y el manejo del poder, donde las decisiones importantes son dirigidas al jefe directo del empleado en lugar de la persona mejor posicionada para tomarla, sin importar su posición. Este tipo de conformación empresarial propicia que las empresas se vuelvan lentas en la toma de decisiones y que genere desgaste administrativo.

Las empresas que han evolucionado hacia estructuras más planas y con mayor empoderamiento de los colaboradores en cada uno de los niveles ayuda a desarrollar la capacidad de tomar decisiones rápidas en su fase inicial. El reto al que se enfrentan las organizaciones es tomar decisiones rápidas, colaborativas e interdisciplinarias, evitando la burocracia y las trabas administrativas. La creación de valor en la actualidad es el producto del trabajo de los equipos de proyecto.

Cuando las empresas migran a un modelo radial, logran que las áreas sean orientadas a la creación de resultados incentivando a cada integrante del equipo para tomar las decisiones que deba y pueda tomar en su puesto de trabajo.

El mundo moderno se mueve cada vez más rápido, el mercado no da espera. Así que las empresas siguen esperando a que el jefe diga si se puede hacer, se están quedando estancadas en el pozo de los sueños.

Estas nuevas formas de trabajo requieren cambios que no solo abarcan la estructura organizacional, se debe modificar también los procesos de toma de decisión, el modelo de liderazgo y los incentivos. Los líderes que se enfrenten a estas nuevas estructuras radiales deben desarrollar competencias que les permitan gestionar los equipos y ayudarlos a lograr mayor empoderamiento.

  1. Confianza. Es la base para que los equipos de trabajo tomen el control de sus actividades y se responsabilicen de las decisiones que deben tomarse en cualquier momento de la actividad. Confiar implica tener la certeza de que hacen lo que es necesario y que si por algún motivo esto no resulta, pueden decir tranquilamente que algo pasó y tomar cursos de acción que permitan corregir el rumbo tomado.
  2. Aceptación del error. Entender el error como una oportunidad de aprendizaje, es fundamental para que los equipos sean capaces de tomar decisiones, aceptar sus errores cuando se equivocan y tomar acciones para que estos no se vuelvan a presentar.
  3. Colaboración. Entender que solo podremos lograr resultados si tendemos puentes que permitan el trabajo colaborativo.

TAL VEZ TE INTERESE…

 

CÓMO PERDER TUS MEJORES EMPLEADOS

Imagen Cortesía de Pixabay.com

¿TIENES UNA ENTREVISTA LABORAL? – RELÁJATE Y DISFRÚTALA

 

 

 

Las entrevistas de trabajo han evolucionado a tal punto que las tradicionales formas de interrogar a los candidatos han quedado en el pasado y han creado nuevos retos para los encargados de realizar los procesos de selección. Los candidatos se están preparando y tienen posibilidad de realizar simulaciones en línea. Es muy fácil conocer cuáles son las preguntas sorpresa que los entrevistadores lanzan y es posible realizar entrenamiento para contestar de la mejor forma.

La selección del talento se torna cada vez más compleja, debido a la dificultad para conciliar la aspiración de la nueva fuerza laboral y las ofertas de los empleadores, donde nos estamos enfrentando a la precarización laboral.

Los procesos de selección muy largos, con preguntas retadoras y diversidad de pruebas psicotécnicas pueden llevar a realizar contrataciones equivocadas. Otros aspectos que se están revaluado tienen que ver con la exigencia de altas notas académicas o la realización de filtros por universidades. Se ha identificado que los resultados académicos no aseguran un alto desempeño laboral. Existen empresas que están contratando candidatos con éxito sin realizar ni una sola entrevista. Sin embargo, un proceso de selección cuidadoso puede aumentar las probabilidades de éxito en los procesos de selección.

 

A la hora de presentar una entrevista de trabajo, es importante prepararse, pero lo más importante es estar tranquilo y entender que tanto la empresa como el candidato eligen.

  • Realice un inventario de los logros. Identifique cómo ha resuelto los problemas más relevantes en su trabajo. A las personas nos contratan para resolver problemas, por tal motivo es importante tener claridad sobre cuál sería el aporte a la resolución de problemas.
  • Grabe su pitch personal, identifique sus fortalezas y apréndase su propio guion.

En algunas entrevistas es difícil acertar, no solo por la diversidad de candidatos que se están presentando, sino por la falta de claridad en las expectativas tanto de los aspirantes como de los contratantes.

 

También puede ser de interés

CULTURA ORGANIZACIONAL CENTRADA EN EL CLIENTE