FINANZAS SALUDABLES

La relación que mantenemos  con el dinero y lo que pensamos de él,  determina en gran medida la salud  de nuestras finanzas personales.  Cuando nuestros pensamientos hacia el dinero son de carestía, de dificultad para adquirirlo,  de avaricia o cualquier otro sentimiento que implique una actitud negativa,  estamos propiciando que éste sea esquivo en nuestra vida;   las emociones negativas son las que mayor escasez atraen a  nuestra vida;  por el contrario los sentimientos de abundancia,  el deseo de compartir,  de invertir y  generar nuevas dinámicas,  propicia que en nuestro entorno aparezca la prosperidad.

El ciclo de la abundancia,  consiste  en dar y recibir;  cuando doy,  entrego alegría y prosperidad a otros,  comparto lo que tengo para producir la apertura del ciclo,  siembro la semilla de la abundancia para mí y para otros;   cuando recibo me lleno de alegría y gratitud,  cosecho el fruto de la semilla que planté.

Para atraer al dinero,  algunos conocedores de  feng shui recomiendan estos tips para tu billetera:

  • Se recomienda que sea de los siguientes colores:
    • Rojo.  para activar el fuego,   inspira a la acción, propicia la energía Yang y ayuda a activar el ciclo de la abundancia.  Es el color más recomendado para tener una billetera próspera.
    • Negro. para conectarse con el agua y activar el flujo del dinero.
    • Marrón o Naranja. Representa la madera que es  la conexión con la naturaleza la abundancia y la riqueza.
  • Mantenerla limpia y en buen estado,  si está deteriorada es hora de cambiarla.
  • Ordena los billetes de menor a mayor; los de mayor denominación deben ir atrás.
  • Mantén un billete de un dólar doblado en tres.
  • Retira diariamente los recibos de pago y documentos que no utilices.No es más rico quien más dinero posee,  sino quien menos necesita y más sabe disfrutar.
  • La mejor forma de tener unas finanzas saludables es no gastar más de lo que ganamos,   evitar el alto endeudamiento y ahorrar o invertir parte de nuestras ganancias.  Evitar la sociedad de consumo y disfrutar  de cada persona,  de cada  instante,  y de los  bienes materiales  que tenemos al máximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *