FELICIDAD EN EL TRABAJO UTOPÍA O REALIDAD

 

Algunas empresas realizan actividades deliberadas para buscar que los empleados sean felices mientras se encuentran en el lugar de trabajo. Se ha popularizado tanto la necesidad de tener trabajadores felices que empiezan a proliferar cargos como “Gerente de Felicidad”, “Coach de felicidad”, “Gestores de felicidad”.  Sin embargo, es un hecho de que el estado de felicidad permanente llega a ser una ilusión; es frecuente encontrar que los jóvenes se encuentren en una emocionalidad negativa al enfrentarse a la crisis del cuarto de vida que es la época donde están haciendo la transición de la adolescencia a la adultez.

En torno a los Millennials se han creado incontables estigmas, relacionados con el poco compromiso y falta de estabilidad, pero la realidad está mostrando que los millennials se obsesionan a tal grado con su trabajo, que hacen menos vida social, crean pocas conexiones en los espacios de trabajo, y no parecen dar demasiada importancia al desarrollo de competencias y habilidades sociales, ni se muestran muy interesados en las actividades que planean los directivos para la búsqueda de la felicidad en el trabajo. Los diferentes individuos independientemente de su generación tienen temas comunes que les produce bienestar y estos tienen que ver con el tiempo de calidad para dedicar a amigos, familia y mascotas. Puede ser que, al llegar a la treintena y cuarentena, cuando se va dejando atrás la crisis del cuarto de siglo, se empiece a valorar el tiempo como el recurso más preciado entendiendo que la vida no se puede optimizar solo se puede disfrutar el momento presente. Para que las empresas logren tener trabajadores más felices, deben conocer a sus colaboradores y profundizar en cuestiones humanas fundamentales. La felicidad en el trabajo debe ser una convicción organizacional para propiciar espacios de bienestar y mejorar la calidad de vida de los empleados, no solo una bandera para lograr el incremento de la productividad.

 

Otras entradas

CINCO COSAS A TENER EN CUENTA CUANDO BUSCAS EMPLEO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *