DEJA DE PENSAR EN HACERLO Y HAZLO

 

ERES EL ÚNICO QUE PUEDE ESCRIBIR TU PROPIA HISTORIA

Uno de los refranes populares de mi tierra dice “No hay funeral con trasteo”. Esto haciendo referencia a que gastamos la vida esforzándonos para tener y a la hora de morir solo nos vamos a llevar nuestro cuerpo. En nuestra cultura es común valorar el éxito de una persona por las pertenencias que acumula, a sabiendas de que “no nos llevamos nada cuando morimos” juzgamos y nos comportamos como si la riqueza fuera lo único relevante. El dinero es sumamente importante y necesario para satisfacer las necesidades de las personas, pero lo realmente fascinante es alcanzar la libertad financiera, aquella que se siente cuando hacemos lo que nos apasiona y obtenemos tanto el reconocimiento económico como la satisfacción personal.  La falta de dinero puede ser un obstáculo para vivir nuestros sueños y hacer lo que nos hace vibrar, pero también el exceso de trabajo, la dedicación a cosas que no nos satisfacen y la falta de decisión a la hora de emprender un sueño.

Es común escuchar en las sesiones de coaching a personas que manifiestan lo infelices que son con sus empleos, se sienten anclados en una relación laboral tóxica, sin embargo, no encuentran posibilidades para salir de esta situación y permanecen en un empleo frustrante por el factor económico así no logren su propio bienestar personal.

Si has identificado que tu empleo no está alineado con tus sueños y proyecto de vida, es el momento de empezar a diseñar tu próximo paso de carrera:

  • Identifica claramente lo que quieres hacer a futuro.
  • Empieza a activar la red de contactos que te pueda acercar al sueño que tienes.
  • Establece metas pequeñas, algo que puedas ir realizando antes de dar el paso definitivo.
  • Invierte en tu desarrollo personal y profesional.

 

CONVIERTE TUS SUEÑOS EN REALIDAD, TOMA LAS RIENDAS DE TU PROPIA VIDA Y HAZLO AHORA.

 

Otras entradas que pueden ser interés

TRABAJO Y FAMILIA ¿CÓMO CONCILIAR ESTA RELACIÓN?

VIVIR PARA TRABAJAR O TRABAJAR PARA VIVIR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *