TRANSICIÓN LABORAL – ESCRIBIENDO UNA NUEVA HISTORIA

“Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.”

 

Los cambios tecnológicos que estamos presenciando en este momento están ocurriendo a un ritmo poco común en la historia de la humanidad y aunque se han creado muchos puestos de trabajo también es indiscutible que son muchos los empleos que se han transformado dejando a su paso un gran número de trabajadores damnificados.  Debido al ritmo acelerado de este cambio, es urgente crear estrategias que permitan gestionar la transición. Adicional al riesgo de «desempleo tecnológico», están los cambios en las industrias fruto de la necesidad de ser más amigables con el planeta y disminuir las emisiones de carbono, generando energías limpias y menos contaminantes; y aunque estos cambios son beneficiosos para el desarrollo y la sostenibilidad del mundo, es una realidad que algunos trabajadores se verán afectados y se requieren estrategias que permitan realizar una transición más responsable y humana.

 Independientemente de la naturaleza y el origen de los cambios que se presenten durante una transformación organizacional, la mejor herramienta para facilitar las transiciones del mercado de trabajo es contar con el acompañamiento y la orientación que permita a los empleados transitar por los momentos de cambio de una forma más tranquila y equilibrada.

Los programas de Outplacement o de orientación de carrera que van asociados a una especie de seguro de desempleo otorgado por algunas empresas cuando despiden a los trabajadores, tienen asociada una capacitación que busca ayudar a los trabajadores en la superación de este difícil momento. A futuro estos programas deberían replantearse de manera que los trabajadores en riesgo puedan capacitarse antes de perder su empleo, con el fin de tener un mayor control sobre sus carreras profesionales y estar mejor preparados para responder a los cambios externos.

Entendiendo la responsabilidad social que tiene la empresa con sus empleados y también lo que toca a los entes gubernamentales para crear políticas públicas que ayuden a tener unas transiciones más tranquilas, es importante tener presente que el principal responsable de la transición laboral es el empleado, la empleabilidad depende de cada individuo y las decisiones que tome para asegurar el futuro de su carrera profesional.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *