¿BUSCANDO EMPLEO? CUIDA TU MARCA PERSONAL

 

“El pasado es la arcilla que el presente labra a su antojo. Interminablemente.” Jorge Luis Borges

Cuando te expones al mercado laboral tienes una marca profesional y personal que debes mantener acorde a lo que quieres proyectar y a lo que aspiras obtener en los empleos a los cuales te estás postulando. La identidad pública tiene que ver con el mercadeo y la forma como ofreces tus servicios al mercado laboral. Pero incluso cuando piensas que eso del marketing no está alineado con tus aspiraciones ni con tu forma de ser, también tienes una identidad pública y por consiguiente una marca personal.

La marca personal afecta todo lo que haces, impacta positiva o negativamente a los especialistas de selección, involucran a los que te recomiendan y es la forma de que el mundo te reconozca sea que estés interesado en vincularte laboralmente o no. Por eso recomendamos mantenerla con mucho esmero y tener presente que cada cosa que haces impacta tu identidad pública.

¿Y qué es una marca? Según la Superintendencia de Industria y Comercio, una marca es una categoría de signo distintivo que identifica los productos o servicios de una empresa o empresario.  Pero si analizamos con mayor detalle una marca es también una serie de cualidades y lo que piensan de ella las personas.

Los seres humanos tenemos también asociada una marca o identidad pública, es el conjunto de características por el que nos identifica nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo y en general todas las otras personas con las que nos relacionamos. Generalmente nos esforzamos porque las personas tengan una buena impresión de nuestra forma de interactuar con ellos y mantener las relaciones de forma saludable.

Cuando te encuentras en búsqueda activa de empleo la marca personal recobra importancia, porque estarás en el radar de muchas personas que interactúan con tus solicitudes de empleo, buscan tus referencias, evalúan tus perfiles en las redes sociales y hacen cruce de información. El interés se debe centrar en que tu marca personal sea asociada con la profesión y la experticia que estás ofreciendo al posible empleador y que ésta marca sea asociada a cosas positivas ya que esperas que los posibles empleadores reciban con agrado tu curriculum y lo tengan en cuenta para una posible vacante o que incluso lo recomienden.

Tu marca personal existe incluso cuando no le estás dedicando atención. Pero si quieres tener mayor posibilidad de aparecer en las búsquedas de los reclutadores de talento y que tu hoja de vida se destaque de entre miles de candidatos debes cuidarla con mucho esmero.

La marca personal de un profesional radica en el manejo de los siguientes aspectos: identidad pública, experiencia y reputación.

  • Identidad Pública: La marca personal tiene que ver con la percepción que las personas tienen de ti. Por lo tanto se recomienda ser cuidadoso con lo que se publica en las redes, la forma de relacionarse con el entorno y el manejo de imagen que quieres proyectar.
  • Experiencia: Estamos en un mundo que valora las experiencias memorables. Así que tu posicionamiento profesional dependerá de la experiencia que el posible empleador tenga contigo desde mucho antes de darte la primera entrevista. Esa experiencia empieza desde la construcción de tu curriculum, la forma como lo enviaste tu candidatura a la empresa, en fin, la primera referencia que esa persona encargada de seleccionar tenga de ti. Puede ser una publicación en un buscador de talento, puede ser algo que publicaste en las redes sociales, puede ser una referencia de alguien que trabaja dentro de la compañía. Si quieres desarrollar una carrera exitosa como escritor, tu reputación debe preocuparte.
  • Reputación: Esta característica se construye a medida que tu vas trabajando en el mantenimiento de tu marca personal. Es el resultado de la percepción que tienen de ti (Identidad Pública) y la forma como se ha entablado la relación contigo y con tu proceso de laboral (experiencia). Cuando nos esmeramos en cuidar la percepción y la experiencia es posible mantener una buena reputación.

También te puede interesar:

FELICIDAD EN EL TRABAJO UTOPÍA O REALIDAD

Sinfonia.CO Planeación del Talento

Las nuevas generaciones en el trabajo están propiciando un estilo de liderazgo y un renovado lenguaje organizacional donde se privilegia el respeto y la valoración de las personas, dando relevancia al capital humano como uno de los factores claves de la compañía. El nuevo lenguaje organizacional invita a las organizaciones a ser más incluyentes, eliminar términos discriminativos, ser más respetuosos en las relaciones e impecables en los compromisos y las promesas.

Conoce sobre este tema en el Libro que se encuentra publicado en Amazon.

¿EL MEJOR SITIO PARA TRABAJAR?

 

 

 

Lograr que la empresa sea atractiva para el talento, aquella en la que todos quieren trabajar y salir en el ranking de mejores lugares para trabajar puede ser el sueño de muchos de los CEO y de los responsables de las áreas de Talento Humano, que se esmeran en diseñar estrategias para vender la compañía ante los ojos de la nueva fuerza laboral y ante las empresas que se dedican a calificar los Buenos sitios para trabajar.  La paradoja está en que las compañías dedican grandes esfuerzos en mantener una certificación o buscar un posicionamiento en las encuestas dejando de lado lo realmente importante que es el bienestar de sus empleados.

Puede parecer increíble que los esfuerzos para mejorar el clima organizacional y la implementación de beneficios para los colaboradores pasen desapercibidos por los empleados o no sean valorados como espera la compañía. Pero tras esta situación está el gran desafío que toda compañía que desee mejorar y convertirse en  el mejor sitio para trabajar.

¿Cuál es el motivo por el que no se valoran los beneficios?

La principal causa por la que los beneficios no tienen el impacto que la compañía espera, consiste en que éstos se diseñan sin tener en cuenta las necesidades reales del ser humano que los va a disfrutar.

La globalización económica aumenta la probabilidad de que los empleados conozcan más sobre los beneficios que ofrecen otro tipo de empresas y las expectativas aumentan a tal modo que es bastante difícil lograr satisfacer las necesidades que se van creando. El gobierno juega un papel clave, la regulación laboral y las normas más relevantes sobre bienestar en el trabajo es competencia del estado y por lo tanto debería tener una regulación mínima que asegure el mejor vivir de los empleados.

Antes de iniciar un plan de bienestar o incentivos para sus colaboradores asegúrese de tener en cuenta algunos aspectos que pueden ser fundamentales para que éstos sean significativos y logren incrementar la satisfacción laboral.

  • Entienda el contexto de sus colaboradores, cuáles son sus sueños, que los hace felices, qué les genera conexión con la compañía.
  • Entienda que un solo beneficio no es aplicable a todos los empleados de la compañía.
  • Las expectativas han cambiado y están evolucionando. Hace unos años era muy importante tener casa propia, ahora esta puede no ser la prioridad para los empleados, así que trate de identificar cuáles son las expectativas de su equipo de trabajo y ofrézcales alternativas para que alcancen sus sueños.

También te puede interesar:

EL SALARIO EMOCIONAL Y LA EMOCIÓN DE UN SALARIO

Imagen cortesía de Pixabay.com

Sinfonia.CO Buscamos Talento

Conexión Laboral Sinfonia.co


¿Quiénes somos?

Somos una compañía  de consultoría organizacional,  especializada en el desarrollo del talento humano  y la gestión empresarial.

¿Qué Hacemos?


Conectamos y desarrollamos el talento Humano para ayudar a  que las compañías alcancen su máximo potencial.

Da click aquí e Ingresa tu hoja de vida en nuestro portal  

Te gustaría tener una asesoría en la elaboración de tu curriculum y preparación para presentar entrevistas laborales. Contáctanos en [email protected]

TU JEFE PUEDE SER UN ROBOT

En el siglo XIX fueron determinantes las formas de trabajo que impulsaron el capitalismo enfocado en la reducción de costos y la implementación del trabajo en serie.  En las  plantas  de producción debían contratar varios turnos de operarios para aprovechar al máximo la capacidad de las máquinas. Hoy nos enfrentamos a una nueva revolución basada en las máquinas con inteligencia artificial. En este momento no es necesario tener a una persona administrando a la máquina para controlar la producción, un computador se encarga de mantener ajustada la producción acorde a la demanda sin requerir mayor intervención de los humanos. En Colombia tenemos el sistema quirúrgico Davinci, un robot que se dedica a realizar intervenciones quirúrgicas de alta complejidad; en China un robot periodista da las noticias en la cadena CNET; Sophia es el primer robot que recibe cédula de ciudadanía; en tokio un Robot es fuerte candidato a las elecciones de alcalde y promete acabar con la corrupción. Los médicos, los operarios, los periodistas, los políticos y todos los que estamos en el mercado laboral tendremos que empezar a reinventarnos y aprender nuevas competencias laborales para competir en un entorno cada vez más desafiante.

Cada cambio de época ha traído consigo evolución, retos de aprendizaje y adaptación del ser humano a las nuevas formas de trabajo. La época rural abrió el paso a la industria manufacturera, luego llegaron las computadoras y empezó la era del conocimiento, ahora nos enfrentamos a la nueva revolución industrial dominada por la inteligencia artificial.

 

 

Sinfonia.CO

¿Quiénes somos?

Somos una compañía  de consultoría organizacional,  especializada en el desarrollo del talento humano  y la gestión empresarial.

¿Qué Hacemos?

Conectamos y desarrollamos el talento Humano para ayudar a  que las compañías alcancen su máximo potencial.

¿Por qué Sinfonía.CO?

Porque nos comprometemos con el Desarrollo sostenible de las empresas y somos unos aliados para hacer realidad la estrategia Corporativa.

Conoce más sobre nosotros en www.sinfonia.co

Contáctanos en [email protected]

El Servicio; ” Un vicio de Ser “

Generalmente las empresas dan mucho foco al momento de la venta. Todavía hay muchas que es allí donde miden el éxito de su negocio. Sin embargo, cuando comenzamos a ver la tasa de bajas de los clientes, o el aumento de las tasas de reclamos, se despiertan otras alarmas.

Resulta evidente que los clientes demandan más que una buena atención al momento de la compra. Por suerte, cada vez más empresas están comenzando a entender la experiencia como un elemento clave para lograr diferenciarse.

Sin importar que tan efectivas sean tus estrategias de marketing, las personas no siempre desean comprar. En muchos casos necesitan simplemente interactuar, saber que estas allí, con lo cual es importante entenderlos y saber de qué forma nos podemos vincular de manera efectiva.

Sigue siendo entonces de alto impacto en los negocios y en las demás interacciones con personas, la era del servicio, las propuestas que siguen generando mayor nivel de experiencias en clientes y consumidores y demás actores en este proceso productivo.

En esta dinámica permanente se concentran el ejercicio de ser cada vez más productivos en un mercado que sigue exigiendo retos de participación y posicionamiento en el mediano y largo plazo con mayor fuerza y efectividad en comparación con sus competidores directos e indirectos de productos y servicios como oferta en el sector económico y productivo de los países.

Cada modelo de negocio se ve enfrentado a múltiples indicadores como mecanismo de seguimiento y control de sus procesos tanto internos como externos, y de cara a sus competidores como amenaza directa permanente en un mercado demasiado dinámico y con unas  expectativas de los consumidores y clientes cada vez con mayor exigencia.

Dicho escenario quizás confronte de manera permanente la estructura de procesos y políticas comerciales de marketing y ventas que poseen las organizaciones actualmente, pero siguen siendo retadores también los perfiles comerciales que se establecen para estar a la vanguardia de estas tendencias de mercado y clientes donde cada día esperan un poco más de sus proveedores y puntos de venta con los que interactúan de manera constante con el fin de mantener en el largo plazo sus relaciones comerciales con la marca y sus representantes.

Igualmente se encuentran actualizaciones permanentes del modo de atención y métodos de relacionamiento continuo con nuestros clientes a raíz de la tecnología y los nuevos segmentos que demandan nuestra oferta y cada vez nos acercamos más a la sensibilización de que el factor del servicio en las organizaciones de mayor impacto diferenciador es su gente; una política que permita que desde el interior de la organización se respire un aire de cultura de interacción con actitud genuina entre el equipo de trabajo para que esta misma sinergia se lleve a quienes esperan una propuesta de productos y servicios que aparte de que satisfagan unas necesidades claras en ese mercado también se sienta un grado de confianza en sus representantes que garanticen que esa interacción sea de largo plazo   y que se  mantendrá al tanto de la marca y con la mejor actitud de atenderle en cada proceso de su transacción  y asesoría permanente en todo lo que pueda requerir del producto y trato confiable con sus asesores y representantes.

Se sigue fortaleciendo entonces la estrategia de que el servicio y valor agregado de las organizaciones a sus clientes y consumidores radica en la calidez e integralidad, actitud, empatía y unidad entre su equipo de trabajo de quienes intervienen en la cadena de suministro y abastecimiento de estos productos y servicios que demanda un mercado para ser cada vez más memorables las experiencias generadas en cada una de estas interacciones comerciales.

El reto adicional entonces nos lleva a seguir construyendo equipos de trabajo que de manera genuina se inspiren con la marca y de la misma forma lo manifiesten al entorno al interactuar con sus clientes, amigos y demás contactos donde su gestión en el ser y el actuar posicionen de manera positiva esa organización a la cual pertenecen generando en cada contacto el mejor posicionamiento de la misma, ya que les inspira pertenecer y formar parte de dicha marca corporativa y cultura organizacional.

Rodrigo Jaramillo Agudelo

Consultor, Sinfonía.CO