LA ECONOMÍA GIG – EMPLEOS DE CORTA DURACIÓN

La tendencia “gig economy, o economía de los empleos de corta duración, se basa en un modelo de trabajos por proyectos, esporádicos y que están fuertemente relacionados con áreas de la tecnología; esto ha llevado a que cada vez más las personas realizan uno o varios trabajos a la vez.  De hecho, esta fuerza de trabajo alternativa o contingente se está volviendo cada vez más solicitada por las empresas de base tecnológica. Los empleados Gig, generalmente pertenecen a la generación millennials, ellos aportan su conocimiento a las compañías por horas o días sin que medie un contrato y sin una formalización laboral. Aunque esta modalidad puede dar la idea a los jóvenes Gig, de que son autónomos y pueden manejar su tiempo, en realidad se está convirtiendo en una forma de trabajo no formal. Se trata de un modelo muy utilizado por las startups que utilizan trabajadores freelance con el objetivo de realizar intercambio de conocimiento. Sin embargo, muchos de los trabajadores gig, no saben como gestionar esta nueva modalidad y se ven enfrentados a largas jornadas, dificultades para negociar buenos salarios y poco reconocimiento a su aporte a las compañías para las cuales trabajan.

Esta modalidad de empleo, es el nuevo reto al que nos vemos enfrentados, algo que debemos evaluar  de cara a la empleabilidad y a las posibilidades formalización laboral.

 

También te puede interesar

LA INDUSTRIA 4.0 Y SU IMPACTO EN LA EMPLEABILIDAD

FELICIDAD EN EL TRABAJO UTOPÍA O REALIDAD

 

Algunas empresas realizan actividades deliberadas para buscar que los empleados sean felices mientras se encuentran en el lugar de trabajo. Se ha popularizado tanto la necesidad de tener trabajadores felices que empiezan a proliferar cargos como “Gerente de Felicidad”, “Coach de felicidad”, “Gestores de felicidad”.  Sin embargo, es un hecho de que el estado de felicidad permanente llega a ser una ilusión; es frecuente encontrar que los jóvenes se encuentren en una emocionalidad negativa al enfrentarse a la crisis del cuarto de vida que es la época donde están haciendo la transición de la adolescencia a la adultez.

En torno a los Millennials se han creado incontables estigmas, relacionados con el poco compromiso y falta de estabilidad, pero la realidad está mostrando que los millennials se obsesionan a tal grado con su trabajo, que hacen menos vida social, crean pocas conexiones en los espacios de trabajo, y no parecen dar demasiada importancia al desarrollo de competencias y habilidades sociales, ni se muestran muy interesados en las actividades que planean los directivos para la búsqueda de la felicidad en el trabajo. Los diferentes individuos independientemente de su generación tienen temas comunes que les produce bienestar y estos tienen que ver con el tiempo de calidad para dedicar a amigos, familia y mascotas. Puede ser que, al llegar a la treintena y cuarentena, cuando se va dejando atrás la crisis del cuarto de siglo, se empiece a valorar el tiempo como el recurso más preciado entendiendo que la vida no se puede optimizar solo se puede disfrutar el momento presente. Para que las empresas logren tener trabajadores más felices, deben conocer a sus colaboradores y profundizar en cuestiones humanas fundamentales. La felicidad en el trabajo debe ser una convicción organizacional para propiciar espacios de bienestar y mejorar la calidad de vida de los empleados, no solo una bandera para lograr el incremento de la productividad.

 

Otras entradas

CINCO COSAS A TENER EN CUENTA CUANDO BUSCAS EMPLEO

LA GUERRA POR EL MEJOR TALENTO

Uno de los postulados que hace carrera en el argot empresarial es que el “Talento es la clave del éxito”, por esta razón la mayoría de las empresas exitosas se aseguran de que en su nómina estén los talentos más destacados del mercado laboral y dedican grandes esfuerzos a reclutar y retener a los mejores. Sin embargo, es posible que las empresas más destacadas tengan la misma proporción de talento destacado a lo que tienen las otras que no son tan exitosas. Entonces en qué puede radicar el éxito de algunas empresas frente a otras que no logran alcanzar el óptimo desempeño de sus empleados. Lo que separa a las empresas de mayor rendimiento de las demás es la forma cómo asignan el talento clave en cargos en los cuales sus empleados pueden brillar y sentirse motivados.

Contratar a los mejores y darles asignaciones que no les permita el desarrollo de su potencial es una forma de desperdiciar el talento así que la clave está en la forma como el equipo de trabajo alcanza la mayor productividad creando espacios que posibiliten el alto desempeño.  La cantidad de talento estrella no crea diferencia cuando la empresa no está habilitada para que este talento pueda mostrarse al máximo.

La creencia de que a todos se debe tratar por igual puede debilitar y generar conformismo entre los más destacados, creando una espiral de mediocridad. Las compañías de mayor rendimiento despliegan su talento estrella de forma intencionadamente no igualitaria. Es decir, concentran sus estrellas en áreas donde estos individuos pueden tener el mayor impacto sobre el rendimiento de la empresa.

¿Qué prácticas debería adoptar su empresa para aprovechar al máximo el talento estrella?

Identificar el talento de alto potencial.  El reconocimiento es importante para los empleados de alto desempeño, por lo tanto la organización debe identificar cuál es el talento clave de la empresa y estructurar un plan de desarrollo.

Permitir que acceda a posiciones retadoras. La nueva generación de talentos se mueve principalmente por retos, por lo tanto la empresa debe estar atenta a que su talento estrella esté en las posiciones que le generen motivación y reto.

Ubicar el talento en las posiciones adecuadas. Es posible que un talento brillante esté relegado a una posición que no es indicada o que haya elevado a la persona a su nivel de incompetencia.

 

No se necesita todas las estrellas del firmamento para que la empresa sea de clase mundial, necesita identificar dónde ubicar a cada una para lograr iluminar el camino al éxito.

Puede ser de interésImá

 

¿ES EL MOMENTO DE BUSCAR UN NUEVO EMPLEO?

Imagen tomada de Pixabay.com

PARACAÍDAS DE ORO – ATERRIZAJE FORZADO

 

Se denomina paracaídas de oro a un contrato blindado, que consiste en establecer un acuerdo entre la empresa y un empleado (por lo generar altos cargos). En estos acuerdos se estipula que un ejecutivo recibe ciertos beneficios en caso de suspensión del contrato que lo vincula con la compañía. Los paracaídas de oro no son nuevos en el medio empresarial, lo increíble es que se están concediendo incluso a directivos que salen en medio de escándalos relacionados con temas de acoso y soborno.

Pero si existen compañías que ofrecen paracaídas de oro a sus altos ejecutivos, otro cuento es el que ocurre con el resto de los empleados a quienes se les ofrece acuerdos que poco sirven para proteger el aterrizaje de un despido inesperado. Esto es lo que ocurre con la terminación de contratos de trabajo con la modalidad de acuerdo entre las partes; lo que algunos empleados consideran como un tipo de negociación del retiro, en realidad es una forma de disfrazar los despidos masivos que se han estado dando los últimos años en las grandes empresas. En este tipo de “despido acordado” el empleado no tiene posibilidad de negociar nada con la parte dominante que es el empleador, generalmente la transacción financiera tiene el mismo valor económico que tendría un despido sin justa causa, pero le quita algunas posibilidades en otros aspectos como es poder acceder al beneficio de un seguro por desempleo o cualquier tipo de reclamación a futuro.  Te has preguntado entonces ¿porqué las empresas buscan a toda costa convencer a los empleados para que firmen un documento de acuerdo de terminación laboral?  El beneficio principal radica en que se blindan de futuras demandas por despido injustificado, adicionalmente estos retiros no quedan registrados como un despido sino como una transacción entre las partes y por lo tanto cuando se están realizando grandes procesos de retiro de empleados, el ministerio no los  puede incluir en las estadísticas de despidos y así evitan ser sancionados por hacer despidos masivos sin justificación.

La nueva tendencia de empleos de corta duración o Gig Economy, empieza a crear nuevas necesidades en los empleados y retos para las compañías. Las organizaciones tendrán que repensar su estrategia de retención de un talento cada vez más escurridizo y menos dispuesto a permanecer en ambientes que no estén alineados con su propósito de vida.

También te puede interesar:

¿Tenemos Derecho a Trabajar?

TRÁTAME BIEN ALGÚN DÍA PUEDO SER TU JEFE

Las relaciones suelen ser el factor determinante a la hora de conseguir un nuevo empleo o de ascender en el mundo laboral, la red de contactos es determinante al momento de definir un plan de búsqueda. Al viejo adagio “no se trata de lo que sabes, sino de a quién conoces” le puede caer mucha verdad al evidenciar que en muchas ocasiones es más importante tener un buen contacto que mucho conocimiento. En la actualidad estamos conectados con muchas personas, de incontables formas. Entonces, ¿a quién podemos recurrir cuando estamos en búsqueda de empleo?

El año pasado tuve la fortuna de asistir a un taller de empleo facilitado por una importante empresa multinacional dedicada a asesorar en procesos de Outplacement, la principal recomendación que daban los expertos en temas de búsqueda de empleo estaba relacionada con mantener una red de contactos muy estructurada y conectar con muchas personas que podían ayudar a establecer un vínculo con la empresa a la cual se estaba aspirando. Decidí dedicarme a trabajar en temas de empleabilidad y  he seguido investigando sobre la red de contactos y su impacto en la obtención de un buen empleo.

Generalmente pensamos que la red de contactos debe estar formada por personas a quiénes conocemos y a los cuales tenemos la suficiente confianza para ir a pedirle algo tan personal como es una oportunidad laboral, sin embargo existe una dimensión de esta y son los llamados lazos débiles,  personas a las que conoce, pero no muy bien, puede ser el padre un compañero de colegio, el amigo de su esposo, el hijo de su vecino en fin son personas que no están en su círculo más cercano pero que pueden tener alto impacto a la hora de encontrar su próximo puesto de trabajo. Los lazos débiles son importantes, porque pueden tener un espectro más amplio del mercado laboral, generalmente sus vínculos más fuertes, familiares y amigos cercanos se encuentran en el mismo círculo social y laboral que usted maneja, por consiguiente tienen su mismo conocimiento de ofertas y posibilidades de empleo.  Puede ser más eficaz encontrar trabajo a través del networking que se realiza enfocando a contactar muchos lazos débiles.

Pero si los contactos débiles, son tan importantes y pueden aportar tanto más que los fuertes, existen otros contactos que podríamos llamar lazos tibios, aquellas personas que han quedado a lo largo de la carrera profesional, se trata de compañeros de trabajo, antiguos superiores, clientes y proveedores, personas con las que no se ha vuelto a tener contacto y que pueden ayudar con mayor conocimiento de causa y de forma convincente sobre su desempeño.

Cuando empecé mi carrera profesional la búsqueda de empleo se realizaba a través de los anuncios que aparecían en los periódicos, en avisos que pegaban en las paredes a la entrada de  las empresas donde se podía leer “SE BUSCA” o por el voz a voz.  En la actualidad las ofertas de trabajo están publicadas en los anuncios en línea, en las redes sociales, en los portales de empleo o incluso los ejecutivos son contactadas por cazatalentos que se encuentran en la constante búsqueda de talento de alto potencial para cargos claves en las organizaciones. Los empleos que se publican en las redes y portales reciben cientos de aspirantes, los expertos en evaluación y selección tienen una tarea difícil al tener que evaluar tantos posibles perfiles, así que es importante que los candidatos puedan destacarse para lograr siquiera que su hoja de vida alcance a ser leída y asignada como candidato a la vacante. No obstante, los lazos tejidos en empleos anteriores pueden ser la clave para que los encargados de evaluar los perfiles reciban una recomendación directa de alguien que está dentro de la compañía y te encuentren entre cientos de candidatos.

Puede ser que la mejor manera de alcanzar el cargo que desee en el futuro sea tratar bien a los compañeros que tiene ahora. El camino es largo y no sabemos con quiénes nos volvemos a encontrar, así que Trátame bien porque algún día puedo ser tu jefe.

También te puede interesar este artículo

 

PLANEAR LA CARRERA PROFESIONAL REQUIERE DEFINIR TUS VALORES

Imágen tomada de Pixabay.com

BUROCRACIA Y DISEÑO ORGANIZACIONAL

 

Una de las labores más complejas de realizar en una organización consiste en luchar contra la “Burocracia” que se manifiesta de diferentes formas y que geeran desgaste en las organizaciones y a la vez acaban con el potencial de sus trabajadores. Estos aspectos se manifiestan desde trámites innecesarios hasta manejos malintencionados en los proyectos, en algunos casos un exceso de administración o la llamada “Micro Administración” puede llevar a los empleados a enfrascarse en tareas que desgastan su potencial intelectual. En los ambientes de trabajo la burocracia es una práctica que bloquea el desempeño impidiendo que los trabajadores tengan una vida laboral más eficiente y satisfactoria.

Las prácticas que conducen a eliminar estos elementos burocráticos en las empresas parecen casi imposibles de superar. Algunas organizaciones hacen un mejor trabajo que otras para eliminar trámites y asignar el trabajo de forma equitativa y transparente, sin embargo, el deseo de poder y el mantener una posición dominante en las empresas puede ser más fuerte que la búsqueda del bien común.  Los jefes con rasgos narcisistas quieren mantener una estructura vertical y asegurar que tienen un gran equipo a su mando, con lo cual pueden sentir su poder y mando.  

Migrar a estructuras más planas y con un nivel de jerarquía reducido para convertirse en una empresa horizontal, puede ser un tema aspiracional para muchas compañías y líderes organizacionales que tienen modelos administrativos modernos, pero los empleados pueden sentir que pierden oportunidades para ascender hasta puestos de poder y control sobre otros y empezar a generar obstáculos para evitar que la burocracia sea eliminada al sentir que su posibilidad de ascenso se ve en riesgo.

Es importante que los directivos y encargados del diseño organizacional tengan en cuenta que la estructura afecta directamente el tipo de empleado que trabajará en la organización y por lo tanto se le debe dar la importancia de ser evaluada y pensada cuidadosamente teniendo en cuenta todos los efectos que puede tener en el desempeño futuro  de la compañía y en  la satisfacción y compromiso de sus trabajadores.

TRANSFORMACIÓN EMPRESARIAL – MAS ALLÁ DE LOS DESPIDOS

Quiénes hemos sido despedidos de un empleo o quiénes siendo jefes nos hemos visto en la tarea de notificar a un colaborador, entendemos que el momento del despido es uno de los más vulnerables por los que pasa una persona, situándose en el tercer factor que mayor estrés genera al ser humano, siendo superado únicamente por la pérdida de un ser querido y la separación de la pareja. Sin embargo, esta situación es cada vez es más frecuente, debido a que las empresas se están viendo avocadas a cambios fruto de presiones internas y externas que derivan en grandes procesos de transformación empresarial y en la mayoría de los casos en despido de personal.  El problema no solo es la alta tasa de desempleo, la cual se está volviendo a situar por los lados de los dos dígitos en Colombia y en otros países de América Latina está aún peor; el mayor problema radica en que algunas empresas no saben realizar estos procesos, perdiendo talento que necesitan retener, deteriorando el clima laboral y generando baja productividad empresarial, por otro lado, los empleados que son desvinculados bajo un mal proceso salen con un sentimiento de no valía y baja autoestima.

 

Las empresas se están viendo abocadas a constantes cambios, derivados de múltiples factores internos y externos, que las ha obligado a realizar grandes procesos de transformación empresarial, para ajustar sus estructuras a un mercado cada vez más demandante; estos procesos generalmente se realizan para aplanar estructuras y volver a las compañías más eficientes, trayendo consigo el resultado de una gran fuerza laboral cesante.

 

En Sinfonia.CO acompañamos procesos de cambio y transformación empresarial.

 

También puede ser de interés

Red de Afectos y Contactos

Imagen tomada de pixabay.com

CÓMO TRABAJAR CON ALGUIEN QUE NO ESCUCHA

La escucha es la capacidad que tenemos los seres humanos para percibir lo que ocurre en el entorno e interpretarlo de acuerdo con la propia visión del mundo que nos rodea. Quien escucha conscientemente utiliza todos los sentidos; se escucha con la piel al sentir una caricia conectarte con la emoción que transmite, se escucha con la vista al observar un paisaje y sentir el mensaje de la naturaleza, se escucha con el gusto al saborear un platillo y comprender lo que el chef quiso comunicar. Escuchas cuando te conectas con el mundo que te rodea y pones tu atención a lo que tiene para decirte.

 

Escuchar = Percibir con los sentidos + Interpretar lo percibido

 

Las personas que desarrollan la capacidad de escucha plena tienen la gran posibilidad de descubrir lo que el mundo quiere decirles y enseñarles; la magia del aprendizaje y la transformación personal radica en el acto consciente de escuchar. Trabajar con personas que, no escuchan es todo un desafío. Ya sea porque interrumpen, divagan, parecen distraídos o siempre estan preguntando lo que se acaba de decir. Tener un colega o jefe que no escucha puede hacer que las personas a su alrededor también se miren al espejo y se pregunten si ellos mismos son un buenos oyentes. Estos son los maestros que nos muestran el camino que no debemos seguir.

Como parte de la búsqueda del desarrollo personal, es inteligente reflexionar sobre cómo enfocar las conversaciones de trabajo y qué hacer para mejorarlas.

  • Asegúrese de que el equipo esté conectado con los temas que se van a tratar en la conversación.
  • Cuando sienta que no es escuchado, hágalo saber de forma respetuosa.
  • Utilice ejercicios para mejorar su propia escucha. Puede ser el simple hecho de apagar su celular cuando entra a una reunión y así evitar distracciones.

 

FORMACIÓN Y DESARROLLO DE CARRERA

Imagen tomada de Pixabay.com

LA MAGIA DEL RECONOCIMIENTO LABORAL

 

Las manifestaciones de reconocimiento pueden ser una de las fuentes de satisfacción personal más importantes con las que cuentan los colaboradores para sentirse a gusto con su trabajo, y a la vez en su vida cotidiana. El reconocimiento que se recibe por un trabajo bien hecho es un refuerzo emocional que estimula la satisfacción y el bienestar no solo de quien es reconocido, sino también de los demás miembros del equipo, que empiezan a sentir que están en una empresa que los valora y estimula el buen desempeño.

Los líderes que están a cargo de equipos de trabajo deben saber cómo estimular y reconocer adecuada y equilibradamente los buenos resultados de sus empleados.

  • El reconocimiento debe ser a la medida y diseñado especialmente para la persona que lo recibe. Puede ser muy desalentador que te den una invitación a un restaurante, cuando estás pasando por una enfermedad y debes mantener una dieta alimentaria que no te permitirá disfrutar la cena o que te den libre el día de cumpleaños, cuando a ti te encanta ir a la oficina para que te feliciten los compañeros de trabajo.

 

  • Cuando se reconoce, se exalta la labor de una persona o equipo. Evite que esto sea para demeritar o hacer sentir mal a los que no reciben el premio. De esta forma propiciará el buen ambiente laboral, la sana competencia y el respeto por el equipo.

 

  • Los incentivos monetarios son importantes  y pueden ser los que más fácil se le ocurren a los líderes, y sin sin duda, ofrecen buenos resultados en la satisfacción de los empleados. Sin embargo, este método de reconocimiento no debe ir de forma independiente, debe ir acompañado de otras acciones que den un valor más trascendente y menos transaccional, porque de lo contrario puede perder el efecto deseado y puede volverse incluso contraproducente.

 

  • Reconocimiento en el día a día. Siempre que sean sinceros, los comentarios de felicitación y «palmadita en la espalda»  son un buen estímulo para los colaboradores, ya que elevan su autoestima, se sienten respetados por compañeros y superiores.

“Reconoce en público y reprende en privado”

ESTA TU EMPRESA PREPARADA PARA CONTRATAR Y RETENER AL MEJOR TALENTO

Los líderes se ven enfrentados al reto de atraer personal con las competencias requeridas para el logro de los resultados esperados. En múltiples escenarios se habla de la importancia del talento y es cierto que los empleados marcan la diferencia en las organizaciones, pero las fuerzas internas y las presiones sociales difícilmente dejan que los individuos aisladamente puedan movilizar cambios; las empresas domestican a los colaboradores, condicionándolos para que trabajen según los denominados estándares, así aseguran mantener el control de los procesos internos y la obediencia de sus empleados.

Las áreas de Gestión Humana definen metodologías para identificar los llamados “Talentos de Alto Potencial”, sin embargo, en algunos casos los empleados se traten de camuflar y adaptarse a las exigencias para lograr encajar en la cultura organizacional, perdiendo así el mayor valor que ellos pueden aportar y es la diversidad de pensamiento. Las compañías diseñan en sus sistemas de gestión del talento métodos muy tóxicos para mantener el statu quo organziacional y esto es leído a la perfección por los empleados, que se adaptan a estas propuestas para lograr sobrevivir en el ambiente laboral propuesto.

“El desarrollo del talento debe ser una prioridad en los planes estratégicos de las compañías”

Las organizaciones antes de invertir altas sumas de dinero en evaluar y buscar empleados de alto potencial deberían dedicar un tiempo a entender las limitaciones que tienen en el liderazgo y la gestión de talento, elaborando enfoques que ayudan a la gente a entender su contribución organizacional y dar forma y contexto para que cada persona identifique cómo puede aportar,  y cuáles serían sus niveles de rendimiento.

“La guerra del talento, no solo está en contratar a los mejores, sino en sacar lo mejor del talento que tienes en tu organización”

 

También te puede interesar

FORMACIÓN Y DESARROLLO DE CARRERA

Fotografía tomada de Pixabay.com