Plan estratégico Personal – Definir la Visión Personal

La visión personal es la oportunidad de tener una perspectiva a largo plazo; tener claridad sobre la visión personal ayuda a desarrollar la capacidad de pensar en futuro mientras se generan las acciones del presente.

Visión estratégica Personal

“Cuando te inspira un objetivo importante, un proyecto extraordinario, todos tus pensamientos rompen sus ataduras, tu mente supera los límites, tu conciencia se expande en todas las direcciones y tu te ves en un mundo nuevo y maravilloso. Las fuerzas, facultades y talentos ocultos cobran vida y descubres que eres una persona mejor de lo que habías soñado ser” Patanjali.

 

Los estudiosos de la ontología del lenguaje nos han enseñado sobre el poder generativo del lenguaje  “El lenguaje construye realidades” y esto es totalmente cierto, puesto que el lenguaje es la herramienta que tenemos para comunicarnos con otros seres humanos y formar el tejido social que se requiere para llevar a cabo proyectos y establecer acciones que permiten alcanzar resultados y volver realidad lo que estamos pensando; este es un principio fundamental de la naturaleza humana donde nos constituimos en personas sociales al establecer comunicación con otros seres humanos. El lenguaje es por lo tanto un factor determinante para la creación del mundo en el que deseamos vivir, para la comunicación con otros y para expresar al mundo nuestros sueños y aspiraciones. Otorgándole al lenguaje el puesto que se merece para la comunicación y la creación de realidades sociales, es fundamental reconocer que el pensamiento es el principio de esta interacción social y por lo tanto es allí donde se generan los cambios sociales, las innovaciones y todo lo que surge desde el pensamiento individual para luego conectarse con el pensamiento colectivo por medio del lenguaje.

El pensamiento tiene el poder de construir realidades al interior de cada ser humano y por ello es importante recordar que “Nos convertimos en lo que pensamos la mayor parte del tiempo”. Desde 1967 Barry Sterman, trabajó los aspectos de la mente y presentó estudios sobre las ventajas del neurofeedback con fines terapéuticos, esto relacionado a que según afirmaciones de los expertos en temas del cerebro los seres humanos tenemos alrededor de 60.000 pensamientos al día y de estos pensamientos más del 90% son repetitivos y de este porcentaje alrededor del 80% son negativos o limitantes; si volvemos a la afirmación de que “Nos convertimos en lo que pensamos la mayor parte del tiempo” y si tenemos un 90% de pensamientos repetitivos de los cuales el 80% son negativos o limitantes la pregunta que deberíamos hacernos frecuentemente es “Con los pensamientos que tengo todo el día ¿En qué tipo de persona me estoy convirtiendo?”, de allí deriva la importancia de cuidar y prestar atención a los pensamientos que pasan por la mente durante todo el día. Los pensamientos que habitan todo el tiempo en la mente están creando el presente porque ellos generan las emociones bien sea de bienestar o incomodidad y a la vez estos pensamientos están creando el futuro en el cual quiere vivir cada persona.

“Cuida lo que entra en tu cuerpo, en tu mente y en tu corazón.” Og Mandino

Un principio fundamental del mindfulness es “Prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación”.  Si nos convertimos en lo que pensamos la mayor parte del tiempo, es importante evaluar qué es aquello que estamos pensando la mayor parte del tiempo.  Realizar una evaluación constante de lo que entra en la mente y entender en qué se están enfocando los pensamientos es una actividad que se debe realizar de forma consciente y periódica para evaluar si esta teniendo mayor relevancia e influencia pensamientos del pasado o se están generando más pensamientos enfocados en el futuro. La atención plena a lo que pasa por la mente es la clave para construir una visión estratégica personal.

La característica más común de los líderes y personas exitosas a todos los niveles y a lo largo de la historia es que son poseedores de una visión clara, son capaces de visualizar el futuro ideal mucho antes de convertirlo en realidad y luego de tener absoluta claridad de sus sueños y metas son capaces de comunicarlo al mundo a través del lenguaje. El poder de la mente para crear casi cualquier aspecto de la vida es ilimitado. Todo lo que se observa alrededor nació por un pensamiento o idea en la mente de una persona antes de ser plasmado en la realidad que se puede observar.  Todo lo que existe ha empezado con un pensamiento, un deseo, una ilusión, una esperanza o un sueño, sea en la propia mente cuando la persona dedica tiempo a  pensar en lo que se quiere ser y hacer  o bien sea en la mente de otra persona cuando es un maestro que inspira a otros para hacer cosas y  pensar de forma diferente. Nuestros pensamientos son creativos, forman y modelan nuestro propio mundo y todo lo que sucede.

“Te conviertes en lo que piensas la mayor parte del tiempo”

 

El poder que tiene una visión es que empiezas a vivir de tu imaginación para crear el futuro que quieres lograr, visualizas lo que quieres ser, identificas los aspectos que quieres modificar, empiezas a generar nuevos caminos y sales de los recuerdos que te mantienen atado al pasado, a lo que fue y ya no volverá a ser. Todo lo que se ha creado e inventado en el mundo nació de un pensamiento, fue generado por una visión individual y luego se convierte luego en una visión colectiva.  Al igual que una empresa o proyecto empresarial requiere de una visión para alcanzar los objetivos que se plantean, también los directivos y empleados necesitan tener una visión personal que les ayude a tener una imagen de aquello en lo que quieren convertirse a futuro.

La herramienta para esta etapa es proyectar y desarrollar una visión clara de la vida ideal dentro de cinco o diez años; imaginar que dentro de este tiempo todo es perfecto en la vida familiar, económica, laboral, social y espiritual. ¿Qué estarías haciendo?, ¿Dónde estarías trabajando?, ¿Con quién estarías compartiendo?, ¿Cómo vivirías?.

“No importa de donde vienes, importa adónde vas”.

Habrás finalizado esta etapa cuando seas capaz de resumir en una frase corta, tu visión personal. Tu visión debe ser coherente con tu valores y propósito superior.

Si quieres realizar tu plan estratégico personal  escríbenos a  [email protected] para brindarte asesoría y entregarte herramientas de trabajo personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.