Plan estratégico Personal – Definir la Visión Personal

La visión personal es la oportunidad de tener una perspectiva a largo plazo; tener claridad sobre la visión personal ayuda a desarrollar la capacidad de pensar en futuro mientras se generan las acciones del presente.

Visión estratégica Personal

“Cuando te inspira un objetivo importante, un proyecto extraordinario, todos tus pensamientos rompen sus ataduras, tu mente supera los límites, tu conciencia se expande en todas las direcciones y tu te ves en un mundo nuevo y maravilloso. Las fuerzas, facultades y talentos ocultos cobran vida y descubres que eres una persona mejor de lo que habías soñado ser” Patanjali.

 

Los estudiosos de la ontología del lenguaje nos han enseñado sobre el poder generativo del lenguaje  “El lenguaje construye realidades” y esto es totalmente cierto, puesto que el lenguaje es la herramienta que tenemos para comunicarnos con otros seres humanos y formar el tejido social que se requiere para llevar a cabo proyectos y establecer acciones que permiten alcanzar resultados y volver realidad lo que estamos pensando; este es un principio fundamental de la naturaleza humana donde nos constituimos en personas sociales al establecer comunicación con otros seres humanos. El lenguaje es por lo tanto un factor determinante para la creación del mundo en el que deseamos vivir, para la comunicación con otros y para expresar al mundo nuestros sueños y aspiraciones. Otorgándole al lenguaje el puesto que se merece para la comunicación y la creación de realidades sociales, es fundamental reconocer que el pensamiento es el principio de esta interacción social y por lo tanto es allí donde se generan los cambios sociales, las innovaciones y todo lo que surge desde el pensamiento individual para luego conectarse con el pensamiento colectivo por medio del lenguaje.

El pensamiento tiene el poder de construir realidades al interior de cada ser humano y por ello es importante recordar que “Nos convertimos en lo que pensamos la mayor parte del tiempo”. Desde 1967 Barry Sterman, trabajó los aspectos de la mente y presentó estudios sobre las ventajas del neurofeedback con fines terapéuticos, esto relacionado a que según afirmaciones de los expertos en temas del cerebro los seres humanos tenemos alrededor de 60.000 pensamientos al día y de estos pensamientos más del 90% son repetitivos y de este porcentaje alrededor del 80% son negativos o limitantes; si volvemos a la afirmación de que “Nos convertimos en lo que pensamos la mayor parte del tiempo” y si tenemos un 90% de pensamientos repetitivos de los cuales el 80% son negativos o limitantes la pregunta que deberíamos hacernos frecuentemente es “Con los pensamientos que tengo todo el día ¿En qué tipo de persona me estoy convirtiendo?”, de allí deriva la importancia de cuidar y prestar atención a los pensamientos que pasan por la mente durante todo el día. Los pensamientos que habitan todo el tiempo en la mente están creando el presente porque ellos generan las emociones bien sea de bienestar o incomodidad y a la vez estos pensamientos están creando el futuro en el cual quiere vivir cada persona.

“Cuida lo que entra en tu cuerpo, en tu mente y en tu corazón.” Og Mandino

Un principio fundamental del mindfulness es “Prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación”.  Si nos convertimos en lo que pensamos la mayor parte del tiempo, es importante evaluar qué es aquello que estamos pensando la mayor parte del tiempo.  Realizar una evaluación constante de lo que entra en la mente y entender en qué se están enfocando los pensamientos es una actividad que se debe realizar de forma consciente y periódica para evaluar si esta teniendo mayor relevancia e influencia pensamientos del pasado o se están generando más pensamientos enfocados en el futuro. La atención plena a lo que pasa por la mente es la clave para construir una visión estratégica personal.

La característica más común de los líderes y personas exitosas a todos los niveles y a lo largo de la historia es que son poseedores de una visión clara, son capaces de visualizar el futuro ideal mucho antes de convertirlo en realidad y luego de tener absoluta claridad de sus sueños y metas son capaces de comunicarlo al mundo a través del lenguaje. El poder de la mente para crear casi cualquier aspecto de la vida es ilimitado. Todo lo que se observa alrededor nació por un pensamiento o idea en la mente de una persona antes de ser plasmado en la realidad que se puede observar.  Todo lo que existe ha empezado con un pensamiento, un deseo, una ilusión, una esperanza o un sueño, sea en la propia mente cuando la persona dedica tiempo a  pensar en lo que se quiere ser y hacer  o bien sea en la mente de otra persona cuando es un maestro que inspira a otros para hacer cosas y  pensar de forma diferente. Nuestros pensamientos son creativos, forman y modelan nuestro propio mundo y todo lo que sucede.

“Te conviertes en lo que piensas la mayor parte del tiempo”

 

El poder que tiene una visión es que empiezas a vivir de tu imaginación para crear el futuro que quieres lograr, visualizas lo que quieres ser, identificas los aspectos que quieres modificar, empiezas a generar nuevos caminos y sales de los recuerdos que te mantienen atado al pasado, a lo que fue y ya no volverá a ser. Todo lo que se ha creado e inventado en el mundo nació de un pensamiento, fue generado por una visión individual y luego se convierte luego en una visión colectiva.  Al igual que una empresa o proyecto empresarial requiere de una visión para alcanzar los objetivos que se plantean, también los directivos y empleados necesitan tener una visión personal que les ayude a tener una imagen de aquello en lo que quieren convertirse a futuro.

La herramienta para esta etapa es proyectar y desarrollar una visión clara de la vida ideal dentro de cinco o diez años; imaginar que dentro de este tiempo todo es perfecto en la vida familiar, económica, laboral, social y espiritual. ¿Qué estarías haciendo?, ¿Dónde estarías trabajando?, ¿Con quién estarías compartiendo?, ¿Cómo vivirías?.

“No importa de donde vienes, importa adónde vas”.

Habrás finalizado esta etapa cuando seas capaz de resumir en una frase corta, tu visión personal. Tu visión debe ser coherente con tu valores y propósito superior.

Si quieres realizar tu plan estratégico personal  escríbenos a  [email protected] para brindarte asesoría y entregarte herramientas de trabajo personal.

Plan estratégico Personal – Definir el Propósito Superior

Conocer y entender cuál es el propósito superior que rige la vida de una persona es fundamental para construir los puentes que posibilitan el paso del estado actual al que se quiere alcanzar en el futuro, una vez tendido este puente se debe recorrer con pasos firmes orientados en transitar desde un punto inicial para llegar a la otra orilla o meta trazada.

Sinfonía 1 – Definir el Propósito Superior

La primera etapa en el proceso de desarrollo personal y profesional consiste en evaluarse y conocerse a sí mismo lo suficiente como para poder identificar cuál es el propósito superior que rige la vida del individuo. 

Tomar el control de la vida implica elegir entre opciones trascendentales que pueden afectar el futuro de cada persona, el arte del buen vivir se fundamenta en acertar en el proceso de toma de decisiones; para aprovechar al máximo la libertad de elección debe existir coherencia entre lo que se dice, piensa y hace, esta capacidad solo es posible cuando el individuo se conoce a sí mismo y conoce el contexto con el cual interactúa.  El autoconocimiento es fundamental para construir los puentes que posibilitan el paso del estado actual al que se quiere alcanzar en el futuro, una vez tendido este puente se debe recorrer con pasos firmes orientados en transitar desde un punto inicial para llegar a la otra orilla o meta trazada.

El aforismo griego “Conócete a ti mismo” grabado en la parte frontal del templo de Apolo en Delfos, ha sido utilizado por muchos filósofos y escritores para acompañar sus disertaciones, la frase se atribuye a varios filósofos entre los que se encuentran: Heráclito, Tales de Mileto, Sócrates y Pitágoras; sin embargo esta no debe ser una inquietud solo de los pensadores famosos, esta es una cuestión que debe ocupar a cada persona que está trabajando en su desarrollo personal; es cierto que el conocimiento personal es uno de los más complejos y difíciles de realizar, porque consiste en entender la complejidad humana desde la perspectiva personal, abriendo paso en el conflicto de lo que se es y lo que se quiere ser.

 

“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas –la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino para decidir su propio camino.” 

Viktor Frankl

Tener un sentido de propósito en la vida y encontrarle sentido a lo que se hace, ayuda a estar cada vez más cerca de la felicidad; el ser humano alcanza altos niveles de satisfacción en los momentos que tiene un sentido de contribución con un   propósito o una causa; sentir que se realiza un aporte a la sociedad, es algo que genera emociones positivas en la mayoría de los individuos. En el entorno laboral, las personas que tienen un sentido de Propósito generalmente alcanzan un alto desempeño, se ven más felices y tienen mejor relacionamiento. Por esto es muy recomendado que las personas inviertan tiempo al autoconocimiento y a la reflexión para encontrar el sentido de su propia vida y para darle sentido a lo que hace. Tener un propósito de vida claro genera bienestar personal porque se entiende que cada persona hace parte de algo más grande que el mismo, es  un sentimiento de trascendencia que supera los propios límites e invita a crecer, a mirar más allá de las propias fronteras para alcanzar metas que llenan de satisfacción  y bienestar. Trascender tiene su origen (Trans más allá y scando escalar), que significa atravesar los límites.  La máxima expresión del sentido de propósito es disfrutar lo que se hace, alcanzar el máximo potencial y ponerlo al servicio de la sociedad, esto es lo que hace trascender al ser humano .

En momentos de crisis fuertes, derivadas de enfermedades o de algún desastre inesperado, algunas personas toman la decisión de buscar su sentido de vida y dedicar sus últimos días o como dicen algunos su segunda oportunidad, a vivir intensamente apegados a su propósito; la muerte en estos casos le confiere sentido a la vida; “¿Por qué esperar a que la vida nos ponga en la línea de fuego, para tomar la decisión de definir nuestro propósito de vida y dedicarnos a lo que queremos?”.

El sentido de vida es único para cada persona, cada uno lo busca en su interior; no existen recetas mágicas ni profesionales que tengan la fórmula secreta para que disfrutemos de una vida plena y feliz.    Encontrar el sentido de vida es una tarea personal e intransferible, que requiere reflexión y preguntas profundas sobre la existencia, los gustos más ocultos, los sueños y aspiraciones, las emociones y lo que a cada uno le hace feliz.

El objetivo de esta etapa es ayudarle a conocerse mejor y propiciarle herramientas para definir su propósito personal.

Esta etapa es importante porque:

      • Es clave para realizar un plan personal y también la gestión de su carrera profesional. Tener claro qué le motiva y cómo quiere vivir su vida es fundamental para enfocar sus esfuerzos y energía para alcanzar su propósito superior.
      • También le permitirá evaluar su situación actual y a dónde quiere llegar. Mientras se conoce a sí mismo y observa su entorno, irá descubriendo cosas que le ayudarán a armar el rompecabezas para al final identificar qué es lo que realmente quiere ser y hacer.

Habrá finalizado esta etapa cuando sea capaz de resumir en una frase corta, aquello que le motiva, inspira y lo hace sentirse realizado, ese será su propósito superior.

 

Si quieres realizar tu plan estratégico personal  escríbenos a  [email protected] para brindarte asesoría y entregarte herramientas de trabajo personal.

EL GEN DE LA NUEVA FUERZA LABORAL ES JÓVEN – LIDERAZGO EN LA NUEVA DÉCADA

Los jóvenes representan la mayor población en nuestro país.  Esta es una generación que vive, consume y tiene sueños muy diferentes a las generaciones anteriores.
Para gestionar y acompañar a este GEN JOVEN los líderes empresariales requieren competencias que les permitan atraer y retener al talento. 
Aquí puedes ver las competencias de liderazgo requeridas para acompañar esta nueva generación laboral.

La mayor población en Colombia se ubica en las edades entre los 14 y 18 años, franja que concentra el 26,1%. Le siguen las personas entre 18 y 26 años, con un 16%; los mayores de 65 años con el 9,1% y, finalmente, están los niños entre 0 y 5 años con un 8,4%.DANE.

Los jóvenes representan la mayor población en nuestro país.  Esta es una generación que vive, consume y tiene sueños muy diferentes a las generaciones anteriores. Las nuevas generaciones crecieron con la tecnología y son los promotores naturales de la cuarta revolución industrial; son muy conscientes de los aspectos de tipo social y medioambiental, entienden y son sensibles al cambio climático y al consumo responsable. En el ámbito laboral la generación denominada millenials y Centenials, demanda un entorno y liderazgo empresarial diferente.

En sinfonía.co asesoramos a tu empresa en la implementación de la estrategia de Talento Humano contáctanos en  [email protected]

 

Para gestionar y acompañar a este GEN JOVEN los líderes empresariales requieren competencias que les permitan atraer y retener al talento.

  1. Visión Estratégica.   Líderes que inspiran a otros, visionarios con ideas ambiciosas que se realizan en equipo con sus colaboradores. Son personas con una estrategia clara para lograr la visión y llevar a otros a donde pueden ser exitosos, tiene claro el propósito empresarial.
  2. Curiosidad. El líder está en el campo con su equipo, hace preguntas, se maravilla con lo que cada individuo aporta, se deja sorprender de las capacidades de sus colaboradores y reconoce el talento.
  3. Innovación. Es parte fundamental de la nueva era digital. La innovación se da en cada parte de la organización y por lo tanto el líder debe tener la capacidad de escuchar a su equipo, a los clientes y al entorno para entender cuáles son las estrategias de innovación que aportan a la organización.
  4. Responsabilidad social y ambiental. Las nuevas generaciones valoran empresas y líderes que sean responsables, éticos y con valores que permitan el desarrollo sostenible de la sociedad.
  5. Comunicación. Los jóvenes están hiperconectados, tienen información de todo lo que ocurre en el mundo y mucho más conocimiento acumulado de lo que podríamos tener otras generaciones; la comunicación debe migrar a otros aspectos más trascendentales, propiciar espacios de reflexión y conexión con el ser humano, sin cuestionar ni demeritar el uso de la tecnología.
  6. Valorar la diferencia. El nuevo liderazgo impone un alto grado de aceptación del otro y valorar la diferencia como uno de los aspectos fundamentales para tener empresas innovadoras.

Si te encuentras en búsqueda activa o deseas un cambio laboral, ingresa a nuestro portal. 

¿ESTÁS PREPARADO PARA EMPLEAR A LOS CYBORG?

“Ante algo que nos supera, muchas veces pretendemos prohibirlo en lugar de entenderlo”

"Ante algo que nos supera, muchas veces tratamos de prohibirlo o evadirlo en lugar de entenderlo"

 

 

Predecir el futuro ha sido una inquietud común a lo largo de la historia. Las pitonisas en el oráculo de Delfos se dedicaban a indagar sobre lo que depararía el futuro, interpretando las señales de la naturaleza y mensajes de los dioses.  Hombres y mujeres de gran renombre científico se dedican a debatir sobre las tendencias y la modernidad. Así que tanto a las pitonisas como a los futurólogos los une la misma inquietud y es la incertidumbre por el devenir. Los humanos nos inquietamos por saber qué va a ocurrir en los próximos días, meses y años. El desarrollo tecnológico está creciendo a velocidades abrumadoras, nos estamos enfrentando a una infinidad de cambios que en algunos casos no somos capaces de asimilar. El cambio digital nos supera y nos obliga a desarrollar nuevas capacidades para poder ir ajustándonos a esta nueva ola tecnológica.

Los avances en transformación digital están generando un mayor impacto en los modelos de liderazgo. El jefe capataz, quien se dedicaba a programar actividades, revisar que se cumpliera con un determinado proceso o el que mantenía pendiente de la hora de ingreso o salida de sus colaboradores para realizar llamados de atención y procesos disciplinarios está quedando en el olvido; este es un modelo de liderazgo que se agotó y no tiene cabida en las nuevas formas de trabajo.

Los líderes del futuro tendrán que desarrollar competencias que les permita acompañar a empleados con características de “súper humanos” los llamados cyborgs que cuentan con diferentes dispositivos electrónicos incorporados en su cuerpo que se encargan de monitorear y realizar acciones que complementan su desempeño biológico, permitiéndoles ampliar sus capacidades para ser más competentes en sus profesiones y en el desempeño de las labores.  En este aspecto los líderes se estarán enfrentando a personas con mucha capacidad de almacenamiento de información, pero que requieren un acompañamiento en el desarrollo de su proyecto vital conectado a los valores éticos y morales para asegurar resultados sostenibles y equilibrio.

La vida de un Cyborg podrá tener algunos altibajos que estarán relacionados con superar la inquietud que producen en los entornos laborales y sociales, lo que generalmente ocurre cuando se elige ser diferente. Las históricas luchas por superar la discriminación en los ambientes de trabajo evolucionan, ya no solo se tendrá en la discusión aspectos relacionados con la exclusión que se establece por color de piel, clase social, género e inclinación sexual. Empieza a ser relevante discutir y poner sobre la mesa temas relacionados con la inclusión de los humanos con capacidades aumentadas y el respeto a sus derechos.

El ingreso de la nueva fuerza laboral impondrá diversos retos a los empleadores, desde los que tienen que ver con estrategias para la aceptación de un talento cada vez más diverso, hasta temas tan operativos como es disponer de fuentes de energía donde sus futuros Cyborg puedan recargarse tranquilamente.

 

Otras entradas que pueden ser de interés

LA ECONOMÍA GIG – EMPLEOS DE CORTA DURACIÓN

Imagen cortesía de Pixabay.com

LA DIFÍCIL TAREA DE HACER RENUNCIAS

 

 

Empezó la temporada decembrina y al revisar la lista de propósitos que realizaste al inicio del año, te das cuenta que tienes muchos aún sin cumplir.

Es muy probable que tu como yo, hayamos caído en la trampa que nos impide alcanzar las metas y objetivos: nos faltó eliminar conscientemente las actividades y hábitos viejos para darle espacio a las nuevas cosas que queríamos realizar. Una milenaria práctica aportada por Feng Shui, nos invita a eliminar todos los objetos y prácticas que bloqueen la energía. “Si quieres que tu vida fluya sin problemas, retira cualquier objeto que obstruya la entrada del flujo de energía en tu casa”.

Igual recomendación debemos tener con nuestros propósitos de fin de año. Para alcanzar los objetivos propuestos debemos hacer un proceso de eliminación de lo que no nos aporta para el logro de los resultados esperados. A continuación, algunas estrategias que pueden ayudarte a optimizar el tiempo y  crear espacio para empezar el año con una nueva forma de enfrentar los retos para el nuevo año.

Revisar los compromisos laborales. Cada que tengas una tarea que realizar, evalúa si realmente esta actividad está aportando al logro de un objetivo estratégico tanto de la compañía como del propio desarrollo profesional. El inicio de un nuevo año laboral es un momento ideal para identificar qué estamos haciendo, cómo lo estamos haciendo y qué estamos obteniendo de cada actividad que realizamos.  Una vez que hayas determinado aquellas tareas a las que le vas a dedicar plena atención, comienza a realizar los cambios en tu trabajo diario.  Utiliza la herramienta ERIC, para evaluar hacer este ejercicio.

El método ERIC es utilizado en las empresas que están realizando procesos de calidad, este puede ser aplicado también a la vida personal. A continuación, se dan las pautas para realizar esta actividad.

  • Realizar una lista de todas las actividades que está realizando en un día normal.
  • Evaluar cada actividad frente a los objetivos personales. Identificando cuáles te están llevando a alcanzar tus logros y marca con un color verde.
  • Identifica cuáles de estas actividades no tienen nada que ver con tus objetivos personales o profesionales, pero de alguna manera son necesarias en tu vida y resalta con un color amarillo.
  • Reconoce cuáles de estas actividades van en contra de tus principios, valores o la visión personal y resalta con un color rojo.
  • Define cuáles de estas actividades, las podrías hacer de forma diferente para obtener mejores resultados y marca con un color azul.

 

 

 

 

Dedica un tiempo a evaluar tu estilo de trabajo

Una vez has identificado cuáles son las actividades a las que debes prestar más atención, es hora de enfocarte en el cómo hacer el trabajo. Tu estilo es de los que prefieren estar todo el tiempo ocupados, inmerso en reuniones y buscando qué hacer todo el tiempo, o tu estilo es de los que prefieren estar solos y concentrarse en una sola cosa a la vez.  No existen mejores estilos que otros, lo importante es que a ti mismo te esté dando satisfacción y que con esta forma de trabajo logres los resultados que requieres obtener.

Recuerde esta máxima del Feng Shui  “Para que entre lo nuevo se debe eliminar lo viejo”.  Retoma  al ejercicio de ELIMINAR y revisa si realmente has contemplado todas esas cosas que no te dejan alcanzar los propios objetivos y resuelve eliminar de tu vida todo aquello que no te permite alcanzar el éxito.

 

También puede ser de tu interés

 

FORMACIÓN Y DESARROLLO DE CARRERA

Fotografía tomada de Pixabay.com

FELICIDAD EN EL TRABAJO UTOPÍA O REALIDAD

 

Algunas empresas realizan actividades deliberadas para buscar que los empleados sean felices mientras se encuentran en el lugar de trabajo. Se ha popularizado tanto la necesidad de tener trabajadores felices que empiezan a proliferar cargos como “Gerente de Felicidad”, “Coach de felicidad”, “Gestores de felicidad”.  Sin embargo, es un hecho de que el estado de felicidad permanente llega a ser una ilusión; es frecuente encontrar que los jóvenes se encuentren en una emocionalidad negativa al enfrentarse a la crisis del cuarto de vida que es la época donde están haciendo la transición de la adolescencia a la adultez.

En torno a los Millennials se han creado incontables estigmas, relacionados con el poco compromiso y falta de estabilidad, pero la realidad está mostrando que los millennials se obsesionan a tal grado con su trabajo, que hacen menos vida social, crean pocas conexiones en los espacios de trabajo, y no parecen dar demasiada importancia al desarrollo de competencias y habilidades sociales, ni se muestran muy interesados en las actividades que planean los directivos para la búsqueda de la felicidad en el trabajo. Los diferentes individuos independientemente de su generación tienen temas comunes que les produce bienestar y estos tienen que ver con el tiempo de calidad para dedicar a amigos, familia y mascotas. Puede ser que, al llegar a la treintena y cuarentena, cuando se va dejando atrás la crisis del cuarto de siglo, se empiece a valorar el tiempo como el recurso más preciado entendiendo que la vida no se puede optimizar solo se puede disfrutar el momento presente. Para que las empresas logren tener trabajadores más felices, deben conocer a sus colaboradores y profundizar en cuestiones humanas fundamentales. La felicidad en el trabajo debe ser una convicción organizacional para propiciar espacios de bienestar y mejorar la calidad de vida de los empleados, no solo una bandera para lograr el incremento de la productividad.

 

Otras entradas

CINCO COSAS A TENER EN CUENTA CUANDO BUSCAS EMPLEO

EXPLORAR NUEVAS OPCIONES

 

Descubrir el camino de transición entre la emocionalidad negativa del cambio y las oportunidades que se presentan a futuro, es la oportunidad de aprender, desarrollar nuevas competencias y habilidades para sentirse estimulados a conocer nuevas opciones; el cambio deja de ser una amenaza, para convertirse en la oportunidad, es una etapa de liberación de energía, creatividad y conocimiento.

Explorar consiste en transitar por lo desconocido para descubrir nuevas opciones; el oficio de explorar a través de la historia ha sido uno de los más interesantes y liberadores, sin embargo, pocos son los que se atreven a moverse de su zona de confort para aventurar y descubrir nuevas oportunidades.  La vida se compone de momentos en los cuales tenemos la posibilidad de elegir el camino a seguir, se requiere valor para esforzarse en las cosas que merecen la pena, porque las dificultades surgen y conseguir lo que queremos puede ser una dura conquista.  La fortaleza del ser humano radica en aceptar lo que se recibe y luchar por lo que se merece; una dimensión de la fortaleza es la coherencia para vivir de acuerdo a las propias creencias y valores. Libertad es el poder de encaminar las acciones hacia los objetivos propuestos.

 

En Sinfonia.CO, acompañamos a las compañías en sus procesos de Gestión del Talento Humano y a las personas en el desarrollo de sus competencias.   Visita nuestro sitio web www.sinfonia.co o contáctanos en [email protected]

EL COMPROMISO EN EL CAMBIO

Cuando las personas toman la decisión de aceptar el cambio,  adoptar nuevas actitudes y desarrollar nuevas competencias, después de haber pasado por un proceso de aprendizaje basado en la experimentación y, habiendo logrado la capacidad para trabajar eficientemente en el nuevo entorno se empieza una nueva etapa de vida, donde se incrementa la productividad, se adquiere una sensación se dominio, alivio, logro y crecimiento a través del cambio, no se desea volver al pasado y se aceptan las nuevas formas de trabajo o de vida; se descubre que una vida más equilibrada, más libre y más humana es posible y está basada en las acciones que se emprenda para alcanzar las metas y objetivos propuestos. Es un destello de sabiduría, que invita al correcto discernimiento y potencia el desarrollo humano; se descubren caminos, fortalezas y competencias que permiten la reinvención personal; el individuo se encuentra frente a los juicios correctos para enfrentar el futuro; Descartes habló de la sabiduría como “El arte de juzgar correctamente para obrar correctamente”.  Aquí inicia una nueva etapa de vida, el renacer de un nuevo comienzo.