El proceso de selección de talento puede ser considerado como uno de los más críticos en la planeación de un emprendimiento o proyecto. La selección de candidatos demanda el mayor cuidado y esmero a la hora de elegir a quienes serán los aliados en la implementación de una idea, un negocio o para el funcionamiento de un área específica de la compañía.

Seleccione Lento

La prisa en el proceso de selección, puede llevarlo a tomar malas decisiones, eligiendo candidatos que no se ajustan al perfil requerido por el emprendimiento, proyecto o por la empresa a la cual Usted representa. “Selección apresurada tiempo perdido”

Busque las HADAS

Encontrar el candidato idóneo es una labor que exige claridad y enfoque, por eso recomendamos como primer paso de la búsqueda de talento, definir el perfil del cargo y saber con exactitud la función para la cual se requiere al candidato. Una vez tenga el perfil descrito, busque los candidatos que más se ajusten a las necesidades de su emprendimiento, proyecto o empresa y siga la ley del 3: Entreviste al menos a tres candidatos para el cargo y entrevístelos al menos 3 veces. Un candidato que se desempeña excelente en la primera entrevista, puede parecer promedio a la segunda y decepcionar a la tercera; lo mismo ocurre a la inversa, un candidato puede estar nervioso en su primera entrevista y a la tercera puede mostrar todo su brillo.

“Seleccionar personas que no son idóneas para un cargo, es muy costoso para la organización. Cuesta tiempo, cuesta dinero, cuesta problemas y cuesta ventas”

Conoce nuestra oferta de servicios en www.sinfonia.co

Las HADAS se presentan cuando la empresa está preparada para recibirlas. Si deseas que tu empresa se convierta en una organización de alto desempeño, cuando estés entrevistando busca personas que tengan características HADAS:

Habilidosos. La habilidad hace referencia a la capacidad del candidato para desempeñar de manera correcta y con facilidad una tarea o actividad determinada.

Astutos. Un candidato astuto es el que cuenta con las destrezas para lograr los resultados y alcanzar objetivos.

Deseosos del trabajo. Identifica si realmente el candidato está dispuesto a trabajar en tu empresa y poner todos sus talentos al servicio de la idea, proyecto o emprendimiento que le estás ofreciendo.

Ambiciosos. La ambición es el deseo ardiente de conseguir los resultados.

Simpáticos. La cualidad de la simpatía es fundamental para crear relaciones.

Asesoramos a las empresas en la búsqueda de talento, diseño organizacional, descripción de perfiles y demás temas relacionados con la selección de personal.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *