Las decisiones que tomamos en cada momento, dan forma al presente y definen el futuro que estamos construyendo. Podemos tomar múltiples decisiones inconscientes a lo largo del día, sin darnos cuenta de las implicaciones que éstas tendrán para nosotros y para nuestro entorno. Cuando no somos conscientes de nuestras decisiones, dejamos que otros tengan el poder sobre nuestra vida. Al decidir de forma consciente lo que queremos, tomamos el control y nos volvemos responsables de nuestro futuro.

«Decisiones Cada día
Alguien pierde, alguien gana, Ave María
Decisiones Todo cuesta
Salgan y hagan sus apuestas, ciudadanía»

Ruben Blades

¿Cómo tomar una buena decisión?

Podemos caminar por la vida como aficionados, dejando que otros decidan por nosotros, o podemos hacernos responsables de nuestro destino y convertinos en vividores de alto desempeño. Esta decisión no sólo tiene que ver con los resultados que se desea obtener, sino también la clase de persona que se compromete a ser. Todos tenemos la posibilidad de elegir un cambio cuando no estamos satisfechos con lo que hacemos, sentimos o tenemos. En este instante, si realmente decidimos hacerlo, podemos hacer, tener o ser lo que deseemos.

El mejor indicador de que se ha tomado una buena decisión es «La paz interior», cuando la decisión tomada no es coherente con nuestros principios y valores se genera la lucha interna y no es posible la armonía ni el bienestar.

Enfocar las decisiones

Son múltiples las opciones que tenemos en todo momento y es fundamental decidir en qué nos vamos a concentrar. Podemos estar en el aquí y el ahora o pasarnos la vida rememorando el pasado y visualizando el futuro. Lo cierto es que el tiempo que tenemos está en el hoy, el pasado ya se ha gastado y el futuro no ha llegado. Son muchos los que compiten por nuestro tiempo presente: las redes sociales, los noticieros, los anuncios, en fin todos quieren nuestro tiempo y por ello debemos enfocarnos en lo que es realmente importante para nosotros y lo que nos acerque a nuestros reales objetivos. Con nuestro tiempo debemos ser muy selectivos y definir en qué y en quiénes lo vamos a invertir.

Nuestra energía va a quello en lo que ponemos nuestra atención

coaching para el alto desempeño

El momento es ahora

Así como para tener músculos más fuertes es necesario entrenar el cuerpo, para tomar decisiones se debe entrenar la mente y desarrollar la capacidad de acción. Desafíate a tomar decisiones conscientes y hazte cargo de tus propios resultados.

  • Toma decisiones conscientes sobre aquello que deses cambiar en tu vida.
  • Toma decisiones simples y rápido
  • Toma decisiones de forma rápida y demórate para cambiar de opinión
  • Arriésgate a decidir no dejes que otros decidan por ti

Sinfonía.CO

Entradas recomendadas

1 Comentario

  1. […] Podemos tomar decisiones para ser un vividor de alto desempeño. Si deseamos cambiar nuestro estilo de vida, es imperativo ampliar el observador que somos y movilizarnos a la acción. Observamos el mundo con nuestras creencias y nos seguimos contando historias que limitan nuestro poder interior. Algunas creencias limitantes están relacionadas con nuestro origen: Es que yo nací pobre. Cuando era niño no tuve apoyo. Mi infancia fuy muy difícil. No pude estudiar porque no teníamos dinero. Me tocó dejar la escuela a temprana edad. Estas y otras miles de historias siguen creando limitación y frenando la acción para cambiar el presente y proyectar el futuro. Nos quedamos anclados en el pasado, culpando a otros de nuestra falta de acción y dejamos pasar la oportunidad de liberar nuestro poder en el presente. […]


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *